Noticias & Tours Majors

El U.S. Open tiene cuatro punteros y Niemann no supera el corte

Hideki Matsuyama y Chez Reavie fueron las mejores vueltas del día con 65 impactos.

Compartir
(Ross Kinnaird/Getty Images)

Finalizó la segunda jornada del U.S. Open en Erin Hills, Wisonconsin, y hay cuatro jugadores al tope del leaderboard.

Estos son Brooks Koepka, Paul Casey, Brian Harman y Tommy Fleetwood, todos con -7 impactos. Los segundos 18 hoyos fueron extraños. Hubo muy buenos scores y otros bastante mediocres. Es un campo que premia a los que les pegaron bien a la pelota y les hace mucho daño a quienes no estuvieron tan precisos.

Los grandes protagonistas de esta segunda vuelta fueron el japonés Hideki Matsuyama y el norteamericano Chez Reavie. Ambos profesionales tuvieron un día impecable donde firmaron tarjetas de 65 golpes y escalaron al puesto T-8 y T-13 respectivamente. De esta manera, Matsuyama totaliza 139 (-5) para el evento, mientras que Reavie suma -4.

Por otro lado, Rickie Fowler, la estrella del jueves, no pudo seguir al mismo ritmo y con 73 golpes cayó a la segunda posición empatada a un golpe de los líderes. Lo acompañan en el quinto puesto Jamie Lovemark y J.B. Holmes, quienes están de lleno en la conversación por el título. Otros cuatro jugadores más están con -5 palos y también tienen claras opciones de pelear por el segundo major del año.

Niemann falla el corte, pero no hay nada de qué preocuparse

Joaquín Niemann culminó su segunda vuelta en el U.S. Open y lamentablemente será la última. El mejor amateur del mundo no logró mostrar lo mejor de su repertorio y se quedó fuera del fin de semana con rondas de 74 y 75 para un total de 149 golpes (+5).

Hay que tener en consideración que es el primer grande de la carrera de “Joaco” y naturalmente la falta de experiencia entró en juego. Otro factor importante es el hecho de que el nacional viene de unos meses realmente intensos, con competencias todas las semanas desde hace más de un mes. Tendrá 18 años pero el cuerpo no estaba en su mejor estado para una competencia de este nivel.

No hay que lamentarse de que Niemann no pasara el corte. No es por ningún motivo un fracaso. Al contrario, las dos vueltas que firmó el chileno fueron bastante buenas considerando que grandes figuras del golf mundial tampoco pudieron doblarle el brazo a Erin Hills (entre ellos Dustin Johnson, Rory McIlroy y Jason Day). Niemann aguantó todo lo que pudo y se va del torneo con dos rondas en los “70”.

El saldo es positivo. Con 18 años poder competir en este evento le da un marco de comparación para el futuro. Le falta recorrido y sentirse más cómodo en este tipo de escenarios. Pero hay que ver el lado positivo  saber que este aprendizaje se le quedará grabado en la memoria para siempre.

Hoy Chile no tuvo historia al tener a su primer jugador el fin de semana en un major. Pero no tengan dudas de que Niemann tendrá su revancha, más pronto que tarde.