Noticias & Tours

La prueba final de Augusta National: “Amen Corner”

Conoce a fondo el duro examen al que deberán someterse los jugadores que quieren obtener la chaqueta verde.

Compartir
(Jamie Squire/Getty Images)

“Amen Corner”, la Esquina del Amén, es una de las seguidillas de hoyos más famosas del mundo. “The Bear Trap” en PGA National y “The Snake Pit” en Innsbrooke son otras de las más célebres también.

En la segunda vuelta de la ronda final empieza el Masters. El dicho se ha escuchado desde hace años y con el correr de éstos, muchas historias han consolidado la declaración.

Precisamente, casi al inicio de los segundos nueve en Augusta National, se encuentran los hoyos 11, 12 y 13: “Amen Corner”. El término se acuñó después del Masters de 1958 por el escritor de Sports Illustrated, Herbert Warren Wind. Fue el Masters donde Arnold Palmer consiguió su primer major y fue la forma en que pasó esa seguidilla de hoyos la que inspiró a Warren Wind.

Este año, los jugadores deberán pasar una vez más la prueba final de Augusta. Los que han salido victoriosos han plasmado sus mejores momentos del torneo en estos hoyos, así como también quedará en la memoria de aquellos que dejaron escapar su oportunidad en la Esquina del Amén.

AnteriorSiguiente
11. White Dogwood (Ilustración por Cristhián Pérez)

11 White Dogwood

El hoyo 11 es uno de los más difíciles de Augusta desde que se alargó en 2006. Es un par 4 de 505 yardas en bajada con una prominente laguna que protege el ancho green por su lado izquierdo. Generalmente los jugadores tienen un fierro largo en la mano y siempre es una prueba de consistencia de tee a green. El promedio de golpes histórico es de 4.29.

White Dogwood es un inicio realmente complejo en “Amen Corner”. Generalmente es un hoyo para salvar par y si el jugador logra pegar tres tiros perfectos, le va a robar un buen par de golpes del resto del field. Hoyo clave.

1. White Dogwood
12. Golden Bell (Ilustración por Cristhián Pérez)

22 Golden Bell

Junto con el 17 del TPC de Sawgrass el par 3 más famoso del golf. 155 yardas con un green realmente alargado y muy angosto. El agua protege toda la entrada por lo que hay que llegar de aire. Los profesionales pueden jugar una gran variedad de golpes y las condiciones del clima siempre serán determinantes.

Con un promedio de 3.29 golpes es el tercer hoyo más difícil de Augusta. La última víctima de Golden Bell fue Jordan Spieth en 2016 cuando hizo cuádruple y perdió importantes golpes en la obtención del título de Danny Willett.

2. Golden Bell
13. Azalea (Ilustración por Cristhián Pérez)

33 Azalea

Azalea. Nombre de la flor que más abunda en Augusta y del hoyo 13. Mide 510 yardas y es un tremendo dogleg a la izquierda un poco en bajada. Una gran arboleda a la izquierda hace que pegar un draw sea necesario. Ha sido acogida de albatros e incluso un 13.

Curtis Strange tenía una ventaja de tres palos llegando a este hoyo en 1985 pero la tiró al arroyo antes del green. Hizo un bogey en camino al colapso de la segunda vuelta. No es de los hoyos difíciles, pero la toma de decisiones es importante. Tirarse de dos al green siempre será consecuencia de un buen drive, mientras que el tercer golpe, si es que se tira a buena, es uno muy complicado dadas las plataformas y características del green.

3. Azalea
AnteriorSiguiente

Este 2017 la prueba final de Augusta volverá a ser protagonista. No tengan duda que los jugadores ya lo saben.