Hoyo 19 Edición Impresa

Francisco “Paquico” Lyon deja Golf Action

En su retirada de Golf Juniors de Chile, Francisco Lyon no dejó pasar la oportunidad de enviar un mensaje a todos los golfistas del país, registrado en la edición de enero de Golf Digest Chile.

Compartir
Francisco Lyon (Rodrigo Soto/Golf Digest Chile)

En estos 20 años, Francisco Lyon ha dejado su huella. Como él mismo reconoce, fue un mejor jugador de golf de “más viejo que más joven”. A los 55 años logró su mejor hándicap (3) y representó a Chile en dos oportunidades en el Sudamericano Senior en Perú y acá en Chile en su querida cancha de Los Leones.

“Paquico” ha dedicado su vida al golf chileno. Fue director en dos períodos de la Federación Chilena de Golf y apenas concluyó su última etapa, participó en el inicio del proyecto de Golf Juniors. Asimismo, Lyon fue capitán de muchísimas delegaciones chilenas que han ido a competir al extranjero.

Se destaca su labor como capitán en más de una oportunidad en Copa Los Andes, también lo fue del equipo nacional para el Mundial de Canadá en Vancouver y también en el Club de Golf Los Leones. Otro de los grandes aportes de Lyon al golf de la región fue la fundación del Circuito Sudamericano de Profesionales, en conjunto con un dirigente de Club de Golf Los Incas, de Perú. Otro gran hito del dirigente y jugador fue la publicación de su libro “Los 70 palos de mi vida”, donde cuenta variadas historias e incurre en sus años dedicados a la actividad.

Una de las anécdotas que más recuerda fue siendo capitán del equipo de varones en el primer sudamericano que jugó la gran Nicole Perrot. “Creo que tenía como 13 años y fue muy anecdótico porque Nicole llegó preguntando cómo se sacaba del bunker. No podíamos creer que no supiera, pero ella decía que en Granadilla no jugaban tanto y que no se caía a estos. Ahí le tuvimos que enseñar”, recuerda con cariño “Paquico”.

Ya en retirada y luego de tanto tiempo entregando toda su pasión al golf nacional, “Paquico” quiso escribir unas palabras sobre lo que han sido sus últimos 20 años al mando de Golf Action, su visión del golf nacional y la importancia que tiene el deporte en la vida de las personas. Disfruten.

“He deseado escribir una breve descarga personal de tantas experiencias y sentimientos en mi vida junto al golf y, obviamente, en mi desarrollo desde muy joven en mi Club de Golf Los Leones. Es curioso, pero nunca sabré por qué el golf se metió tanto en mi vida, quizás, pienso ahora, por un sentido de servicio inconsciente a mi deporte favorito. Por eso he querido hacer un poco de historia de pensamientos personales sobre el deporte en general y el desarrollo del golf de menores en Chile. Golf Action ha sido para mí como la culminación de este camino.

Los deportes, en general, son experiencias naturales del hombre como una forma de complementar sus inquietudes físicas e intelectuales. Así, hay seres que pueden pasar la vida sin hacer deporte y otros que no pueden vivir sin practicar actividades físicas tanto a nivel de exigencias personales como de necesidades de competir contra uno mismo o contra terceros. Es, sin dudas, una forma altamente recomendada tanto para la salud física como para la mental.

Digo esto para presentar el comentario de lo que ha sido para el golf chileno la creación de Golf Action, como un camino para iniciar, a temprana edad, la práctica de nuestro deporte favorito. La idea fue aportar al golf un mecanismo abierto para que los aficionados se involucren en el tema competitivo a temprana edad, lo que les aporta iniciar una convivencia con otros chicos que a veces no conocen y con los que comparten experiencias y aprendizajes. Este caminar les da una infinidad de nuevas situaciones humanas y deportivas que los hacen crecer en todo sentido: socializar con más personas, controlar sus instintos, comportarse como corresponde, tomar decisiones solos (sin ayuda) en la cancha y aprender golf mirando, observando y absorbiendo las nuevas informaciones que van adquiriendo. Asimismo, el crecimiento personal del que hablamos abarca también aportes a la vida diaria en el hogar, en el colegio y en la conducta sana que el deporte exige. Entonces, por encima de todo, entramos en un camino de formación deportiva mucho más eficiente, el que ha sido demostrado sin lugar a dudas.

El golf en Chile ha sido un deporte, por varias razones, elitista, al cual un limitado número de personas puede aspirar. Si bien los clubes han aumentado en el país y miles de personas juegan al golf, no muchos grupos humanos pueden costear los valores que implican los altos costos de los terrenos necesarios para una cancha, su diseño y construcción, como también la mantención de las mismas.

Las canchas públicas son una necesidad para poder llegar a tener a nuestro deporte como uno masivo, como ocurre positivamente en los países desarrollados y en forma muy importante en nuestro vecino Argentina. Además, el golf es uno de los deportes con más adeptos en el mundo. ¿Lo habría usted creído?

Nuestro país, hace 20 o 40 años, tenía muy pocos jugadores de alto nivel y todos ellos eran deportistas maduros de entre 25 y 35 años que pudieron competir a alto nivel  por su esfuerzo personal, ya que manejaban sus medios económicos y tiempos personales siendo adultos.

Hoy día, en parte importante gracias a Golf Action, nuestros jugadores de alto nivel tienen entre 17 y 25 años. ¡Un cambio notable! Y la cantidad de jugadores de calidad destacada se ha multiplicado por varios números. No mencionemos la diferencia en los scores que hoy día hacen los jóvenes aficionados comparados con los de antaño. Eso sí debemos considerar las mejoras que han aparecido en la calidad de las canchas y de los implementos de golf como palos y pelotas. ¡La televisión también ha aportado lo suyo!

En el año 1997 un grupo de dirigentes nos juntamos por iniciativa personal de don Mario Vargas, nuestro primer presidente, para ver cómo crear una institución que tuviera el fin de formar jugadores a más temprana edad y fundamentalmente en el tema competitivo. Enseñarles a competir desde chicos era el lema fundamental. Así nació Golf Action.

Quiero, asimismo, destacar que nuestra labor ha implicado desde hace casi 20 años, la creación de un circuito anual, con fechas mensuales de campeonatos en diferentes canchas y la asistencia a los principales torneos de menores de Sudamérica, Estados Unidos y algunos en Europa. Gracias a esta experiencia internacional, las universidades en EE.UU. siguen a nuestros jugadores y les entregan becas de estudio, las que, aparte de darles la oportunidad de jugar en su equipo en la liga americana, les aportan un crecimiento y experiencia personal que no podrían tener sin salir de nuestro país. Agreguemos que hemos contado con unas 200 familias, que, en forma rotativa de acuerdo con las edades de sus hijos, han ido participando activamente en nuestra asociación, lo que implica una presencia de cerca de 150 niños por campeonato.

Varios han formado la nueva hornada de profesionales de golf chilenos en el extranjero y otros agregan a su currículo personal el haber pasado por universidades norteamericanas y haber aprendido el idioma inglés, sin considerar lo que significa vivir en el país del norte y en una casa universitaria prestigiosa. Hay muchos detalles personales de vida positiva que cada joven involucrado puede contar. Golf Action ha sido y es un aporte social relevante para nuestro país en ese sentido.

Amigas y amigos, padres, hijos y dirigentes. Estamos orgullosos de lo logrado con toda esta nueva familia del golf chileno. Era lo que nuestro deporte pedía y, junto al apoyo de la Federación Chilena de Golf y al de nuestros auspiciadores, esperamos seguir avanzando para que nuestro deporte se vea cada día mejor en todo el mundo. En lo personal, yo ya voy en retirada . . . ¡los años pesan!”.