Equipamiento Palos

Los Wedges

El rol de Roger Cleveland en el desarrollo de uno de los palos más importantes en la bolsa de cada jugador. Su historia y sus logros en la fabricación de los wedges.

Compartir
Roger Cleveland (Andrew Redington/Getty Images)
Roger Cleveland (Andrew Redington/Getty Images)

Por Álvaro Díaz

Todos los golfistas sabemos que para bajar los scores la clave es jugar bien de 100 yardas hacia adentro y en especial alrededor del green. Como dato, un jugador de hándicap promedio, en 18 hoyos, pega 50 golpes a menos de 100 yardas de la bandera. Lo anterior hace que los fierros a usar desde estas distancias sean claves y ojalá faciliten la tarea.

Hace unos años, sólo existían dos palos que se usaban normalmente, el Gap Wedge y el Sand Wedge, lo que requería de ajustes sustanciales en el swing de cada jugador para regular las distancias.

Esto fue lo que motivó principalmente el desarrollo de los wedges y sus diferentes “Loft” o ángulos. Lo que se buscó fue que el ángulo determinara la distancia que vuela la pelota y no el swing.

Uno de los más destacados desarrolladores de wedges, sino el mejor, fue Roger Cleveland. Él fundó la compañía que lleva su nombre en 1979, y si bien comenzó replicando modelos de palos de otras marcas, fue el diseño de los wedges donde se destacó. El modelo 588 de Cleveland sigue siendo hasta hoy el modelo que más palos ha vendido, y en su momento el más usado en el tour de profesionales.

En 1990, Roger Cleveland vende completamente su participación en la compañía que fundó, y en 1996 se une a Callaway, precisamente para desarrollar los wedges de esta marca. Cuando Callaway introdujo el nombre de Roger Cleveland en sus modelos Mack Daddy 2, hubo disputas legales ya que, indiscutidamente, Roger Cleveland es el más exitoso diseñador de wedges del mundo.

Hoy en día los wedges van en ángulos desde los 44º a los 64 grados, y el desarrollo de estos palos se ha basado en tres factores fundamentales: ya hablamos de los ángulos, pero hay otros dos factores que son tan importantes como el ángulo; el bounce o rebote, y el estriado de la cara del palo. El bounce va a depender del tipo de swing de cada persona, si este es plano o vertical, y el terreno donde se está jugando. Para determinar qué tipo de bounce debes usar, el ideal es consultar a un experto para determinar cuál es mejor para ti.

En el caso de los profesionales, como comenté, el bounce va a depender además de cómo está la cancha. Eso dejémoslo para ellos ya que la mayoría de los amateurs no tenemos palos para cambiar si un día está lloviendo, o bien, si la cancha está seca.

Con respecto al estriado de la cara del palo, si bien hay regulaciones que impiden hacer ciertas cosas, lo que se busca con esta característica es el spin o efecto que se le da a la pelota para que ésta pare lo más cerca del hoyo, y así,  tener control sobre nuestros golpes. Con respecto a esto último, Callaway ha desarrollado sus modelos Mack Daddy con tecnología de micro grabado láser de manera de obtener el mayor efecto y control de la pelota, incluso viniendo desde el rough.

Independientemente de los problemas legales y de marketing que puedan existir entre ambas compañías, Roger Cleveland  ha desarrollado los modelos más exitosos en los wedges, y los últimos palos que produjo son los Mack Daddy de Callaway.

Así que ya lo sabes, ­piensa bien la próxima vez que te cambies de wedges, mira las ­características de cada uno y sobre todo hazte asesorar por un ­profesional. Sin embargo, si el río suena… elige al más ­exitoso.